jueves, 11 de agosto de 2016

Tarta de tomates (receta de Ottolenghi)




En verano procuro no encender mucho el horno, pero por esta receta vale la pena hacerlo,  queda espectacular!!!. Sabor a tomate 100%, el relleno de la base más sabroso no puede estar y el hojaldre bien crujiente. La receta es de Ottolenghi, todas las recetas que he probado de él, me han gustado más que mucho.
Para cocerla he encendido sólo el horno por la parte de bajo, así los tomates han  quedado hechos pero sin pasarse y mantienen mucho su sabor. He utilizado tomates de pera de la huerta de casa, de esos que cuando los coges huelen a la mata, buenísimos. Ahora que es época de tomates es buen momento para hacerla.


Ingredientes (para un molde redondo de 28 cm.):

- 7-8 tomates de pera ( u otra variedad que nos guste).
- Una masa de hojaldre.
- 1 huevo.
- 70 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
- 40 gr. de almendra molida.
- 50 gr. de requesón o ricota,.
- 35 gr. de pan rallado.
- Un ajo pequeño bien picadito.
- Una pizca de sal.
- Tomillo.
- Dos cucharadas de aceite de oliva, para pintarla al final.
- Unas anchoas (opcional).


Instrucciones:

- Primero colocaremos la masa sobre el molde y pincharemos el fondo con un tenedor. Reservar.
- A continuación batiremos con las varillas o la thermomix la mantequilla y el huevo. Pasado un minuto añadiremos la almendra molida, el pan rallado y el ajo picado, seguiremos batiendo un poco más y después añadiremos el requesón, una pizca de sal y el tomillo desmenuzado. Terminaremos de batir y nos quedará como una crema consistente.
- Verteremos la crema sobre la base y la extenderemos bien por toda la superficie.
- Cortaremos los tomates en rodajas de 1 cm. y los iremos colocando en forma de corona sobre la crema.
- Llevaremos al horno, previamente precalentado a 180º, durante 30 minutos. Yo he puesto calor sólo bajo. Cuando veamos el hojaldre bien dorado ya podemos sacarla del horno.
- Antes de tomarla la he pintado con el aceite de oliva y he espolvoreado un poco de tomillo por encima.


* El horno estaba con calor sólo bajo y me ha ido muy bien, porque si hubiera tenido calor arriba y abajo creo que el tomate se hubiera hecho demasiado, habría encogido y perdido mucha agua quedando seco. Así estaba en su punto, hecho, pero aún jugoso. El hojaldre perfecto así también, la crema de almendras no lo reblandece.
* Podemos tomarla tibia o fría.
* Al día siguiente continua firme el hojaldre, aunque como mejor está es hecha del día, evidentemente.
* Ottolenghi coloca unas anchoas por encima del tomate, también le va bien unas olivas negras.


5 comentarios:

Carolina Dominguez dijo...

Esta es una de esas recetas en las que se que haciendolas mimaria muchisimo a mi padre. El es un gran amante del tomate, y sobre todo, gran amante de cualquier cosa que le prepare su niña bonita.
No me puedo resistir a no hacérsela :)

Fani Puntodenieve dijo...

Una idea fantástica! La tengo que probar! Besos!

Missis dijo...

Muy buenas!
Nos gustó bastante, igual el cambio que hice de ponerle ajo deshidratado.... Desde mi punto de vista le faltaba más fuerza, igual lo de ponerle anchoa sería buena idea...Eso sí, mejor templada que fría.
La pienso repetir, hago varias de este tipo, en la época de buenos tomates.
Un abrazo especial

Alisonhouse potingues y fogones dijo...

Tiene que estar deliciosa. Todo este tipo de tartas me gustan a rabiar. Buena idea la de poner calor solo abajo a veces se secan demasiado por arriba o el borde de la masa.

Besos

ONEGA dijo...

Ahora para el verano, es una receta irresistible.. con lo que me gusta a mí el tomate y si es casero...¡¡un lujo!! Feliz verano,.Besos