miércoles, 3 de febrero de 2016

Tarta de chocolate y nata para San Valentín (en microondas)




Ya tenemos encima San Valentín, siempre digo que no me gusta celebrarlo, pero al final caigo en la tentación y acabo rindiéndome a la fiebre de los corazones. Este año he preparado una tarta de chocolate y nata, una mezcla clásica. La base está hecha en el microondas y es una receta de las que vale la pena, después ya podemos rellenarla de lo que más nos guste: nata, crema, una buttercream ligera, etc.


Ingredientes:

Para la base:

      -         130 ml. de aceite (de girasol o de oliva suave).
-         250 ml. de agua.
-         2 huevos.
-         200 gr. de azúcar (si os gusta muy dulce 220 gr.).
-         200gr. de harina.
-         60 gr. de cacao puro en polvo.
-         2 cucharaditas de levadura.
-         ½ cucharadita de bicarbonato.
 
Para la cobertura:
 
- 500 ml. de nata para montar.
- 3 cucharadas soperas de azúcar glas.
- 1 cucharadita de café de estabilizante para nata (opcional).


Instrucciones:

      - Tamizaremos la harina junto con el cacao, la levadura y el bicarbonato. Reservaremos.
-  Batiremos los huevos y el azúcar (con las varillas), hasta que sea una mezcla cremosa. Después añadiremos el agua y el aceite y removeremos ligeramente. 
-   Uniremos la mezcla líquida (agua-aceite-huevos) con la mezcla de la harina. Nos tiene que quedar sin grumos.
-    En un molde de 20cm. de silicona o de cristal (que pueda ir al microondas), previamente engrasado, verteremos la mezcla.
-     Lo coceremos en el microondas  a 600 w de potencia durante 9 minutos, una vez termine y sin abrir la puerta lo dejaremos reposar 7 minutos.
-   Terminado el tiempo de reposo lo sacaremos  del microondas y dejaremos enfriar dentro del molde. Por el centro la veréis como poco hecha, pero no tiene que estar líquida.



Montaje de la tarta:

- Montar la nata con las varillas, cuando lleve unos segundos batiéndose añadiremos el azúcar glas y el estabilizante. (Con la nata siempre hay que tener cuidado porque si nos pasamos de batido se nos cortará y ya no tiene arreglo).
- Pondremos la nata en una manga pastelera. Yo he utilizado una boquilla redonda para el relleno y para la parte de encima una Saint Honoré. Pero podemos utilizar cualquier otra boquilla que nos guste.
- Una vez fría y reposada la tarta, la partiremos por la mitad (lo hago con ayuda de una lira y así queda igualada). Rellenaremos con la nata, colocaremos encima la otra parte del bizcocho y pasaremos a adornarla por encima.
- Para que nos quede un adorno tipo pétalos hay que empezar desde el centro, haciendo tiras cortas y de forma concéntrica hacia afuera. Así hasta que tengamos toda la superficie de la tarta cubierta.
- Podemos adornarla con una fruta roja o un bombón.



- He utilizado un molde de silicona en forma de corazón, pero también se puede hacer con un molde redondo de 20 cm., siempre que sea de un material que pueda ir al microondas.
- Si el molde de la base es de silicona, os aconsejo que lo pongáis sobre un plato, antes de verter la mezcla, así lo podremos llevar más fácilmente al microondas, ya que la silicona es muy blanda y se nos puede derramar el contenido.
Una vez transcurrido el tiempo de cocción y reposo, si vemos que en el centro la masa continúa muy líquida, lo pondremos otra vez en el microondas 1 minuto a 600 w y dejaremos reposar otro minuto. Aunque hay que tener cuidado y no cocer en exceso la masa.
- La base resulta muy esponjosa y chocolateada, si la queréis más densa podéis sustituir el aceite por mantequilla derretida 130 gr.


lunes, 18 de enero de 2016

Gougère (rosca de queso)




El Gougère es una especialidad de la baja Borgoña, en Francia. Suele hacerse con queso Gruyère, ya que allí se produce. Habitualmente se toma como un entremés caliente, aunque frío también está muy bueno.
Es una masa escaldada, choux, mezclada con el queso. Yo siempre lo he visto hacer allí en roscas grandes, aunque también se puede hacer en porciones individuales.


Ingredientes (para un molde de 26-28 cm.):

- 300 ml. de agua.
- 100 gr. de mantequilla.
- 200 gr. de harina.
- 5 huevos.
- Una pizca de sal y pimienta.
- 120 gr. de queso Gruyère, cortado en trocitos muy finos.


Instrucciones:

Tradicional:

- En un cazo pondremos a calentar el agua y la mantequilla. Cuando empiece a hervir apagaremos y verteremos la harina de golpe. Con una cuchara de madera removeremos bien (podemos hacerlo con la batidora eléctrica). Salpimentaremos.
- Una vez se separe la masa del cazo, añadiremos lo huevos, uno a uno. Seguiremos removiendo y hasta que no esté bien integrado uno no añadiremos el siguiente.
- Por último pondremos el queso, reservando un poco para espolvorearearlo por encima.
- En un molde de corona, bien engrasado, verteremos la masa. La alisaremos y colocaremos por encima el queso restante.
- Hornearemos a 200º durante 30 minutos.
- Se puede tomar frío o caliente.


Thermomix:

- Pondremos el agua y la mantequilla en el vaso y programaremos 2 minutos 100º vel. 2.
- Cuando veamos que alcanza los 100º verteremos la harina de golpe,  15 segundos velocidad 5.
- Esperaremos dos minutos, para que se enfríe un poco la masa y comenzaremos a añadir los huevos, de uno en uno. Vel 3, hasta que no esté integrado uno no añadiremos el siguiente. Salpimentaremos.
- Pondremos el queso y lo integraremos en la masa. Dejaremos un poco para espolvorearlo por encima.
- Engrasaremos un molde en forma de corona y colocaremos la masa , igualándola con la espátula. Repartiremos el queso restante y llevaremos al horno a 200º durante 30 minutos.
- Se puede tomar caliente o frío.



* Podemos acompañarla de una ensalada verde.
* Al día siguiente, la que ha sobrado, me gusta cortarla en rebanadas de 2 dedos y las tuesto en la tostadora-grill, quedan buenísimas, son como torrijas de queso. Hay que probarlo, si sois queseros...

lunes, 28 de diciembre de 2015

Postre de frutos rojos con Botanic Kiss Gin




Y ya tenemos aquí la Nochevieja, si vais a quedaros en casa os propongo que preparéis un postre lleno de color y con chispa: una copa de frutos rojos con cobertura de Botanic Kiss.  Esta Ginebra aúna los once botánicos que lleva en su composición junto con frutos del bosque (frambuesas, fresas y arándanos), todo ello le da ese color tan atractivo, además de un sabor afrutado muy agradable.

Podéis presentarlo en versión individual (copas o vasitos), que siempre quedan muy elegantes o a modo de tarta, muy vistosa también.  El postre está formado por una mousse-crema de frutos rojos (hecha con mermelada y crema de queso) y por encima va cubierto de una cobertura-gelatina de Gin Tonic. La tarta lleva de base un bizcocho bañado en almíbar de ginebra. Las copas no llevan base.

Con este postre festivo y lleno de fantasía os deseo un Feliz Año Nuevo.



Ingredientes:

Para la crema-mousse:

- 6 hojas de gelatina.
- 30 ml. de agua.
- 280 gr. de queso philadelfia.
- 50 gr. de azúcar.
- 175 gr de nata líquida.
- 300 gr. de mermelada de fresas, frambuesas o frutas del bosque.
 
Para la cobertura de Gin Tonic :
 
- 150 ml. de tónica.
- 100 ml. de Ginebra Botanic Kiss.
- 120 gr. de azúcar.
- 6 hojas de gelatina.

Para adornar:

- Unas frutas rojas: frambuesas, arándanos, moras, etc.
- Unas hojas de menta fresca.


Instrucciones:

- Si vamos a preparar la versión tarta, primero tendremos que hacer un bizcocho para la base, aquí podéis verlo, se hace en microondas en menos de tres minutos.
- Haremos una especie de almíbar para bañar el bizcocho, con 50 ml. de agua, 2 cucharadas de Ginebra y 3 cucharadas soperas de azúcar.
- Colocaremos el bizcocho sobre el molde de la tarta (que sea desmoldable) y lo bañaremos con el almíbar.
- Si vamos a hacer la versión de copas o vasitos no es necesario hacer el bizcocho base.

Tradicional:

Crema-mousse de frutos rojos:

- En un bol grande pondremos: el queso, el azúcar, la nata y la mermelada. Lo trituraremos bien con la batidora de mano. Reservaremos.
- Hidrataremos las hojas de gelatina en agua fría, llenaremos un bol con agua y la dejaremos allí unos 5 minutos para que se ablanden.
- Calentaremos el agua, sin que llegue a hervir y le añadiremos las hojas de gelatina bien escurridas. Removeremos bien con una cuchara.
- A continuación uniremos  bien las dos mezclas: la de gelatina y la de la mermelada.
- Lo verteremos sobre las copas o sobre el molde de tarta con el bizcocho calado en la base.

Cobertura de Gin Tonic:

- Hidrataremos las hojas de gelatina en agua fría.
- Calentaremos  100 ml. de tónica y el azúcar, sin que llegue a hervir. Una vez caliente le añadiremos la gelatina bien escurrida, removeremos bien y lo uniremos al resto de ingredientes: 50 ml. de tónica y 100 ml. de Ginebra.
- Dejaremos que se enfríe un poco y que vaya cogiendo cuerpo.
- Cuando veamos que la crema-mousse está bien cuajada, verteremos por encima la cobertura y llevaremos a la nevera. Tarda unas horas en cuajar.


Thermomix:

Crema-mousse de frutos rojos:

- Pondremos la gelatina en un bol con agua fría, hasta que se hidrate, unos 5 minutos.
- Colocaremos en el vaso: el queso, la nata, el azúcar y la mermelada, trituraremos a velocidad 4 hasta que sea una crema fina.
- Calentaremos el agua y añadiremos la gelatina bien escurrida. Removeremos bien, con una cuchara y lo añadiremos a la mezcla del vaso. Programar 20 segundos velocidad 4 y verter sobre las copas o sobre el molde de tarta.

Cobertura de Gin Tonic:

- Hidrataremos la gelatina en agua fría, durante 5 minutos, hasta que se ablande.
- Pondremos en el vaso: 100 ml de tónica y el azúcar, 2 minutos temperatura 100º.
- Añadiremos la gelatina bien escurrida y  mezclaremos, 20 segundos velocidad 4.
- Por último verteremos la tónica restante (50 ml.) y la Ginebra. 15 segundos velocidad 3. Dejaremos enfriar.
-  Cuando veamos que la crema-mousse está cuajada, verteremos la cobertura por encima de ella.
- Dejaremos reposar en la nevera. Tarda unas horas en cuajar.


* Si la mermelada lleva las semillas de la fruta (sobre todo la de frambuesas), os recomiendo que la coléis con un colador, para que así quede todo más fino al paladar.
* Podemos adornarlas con frutos rojos y menta.
* La cobertura tarda bastante en cuajar, por eso es mejor hacerla de un día para otro.
* A la cobertura le he añadido una pizca de colorante rosa, pero no es necesario si no lo tenemos.


lunes, 21 de diciembre de 2015

Postres para Navidades (sin complicaciones)




Os traigo unas ideas para terminar las comidas navideñas, unos postres no muy pesados, porque después seguramente aún quedarán los turrones y dulces navideños. Pero postre hay que sacar... por lo menos en mi casa.
Todos ellos son muy sencillos de preparar y se hacen con antelación.

La primera propuesta es la banitsa de turrón de Jijona, crujiente y navideña.

 
 
Una tarta de queso con cobertura de chocolate blanco (se hace en el microondas).SG.
 

Unas natillas de piña, muy refrescantes. SG.


Para los que no pueden vivir sin chocolate: una panacotta de nutella. SG.


Una de mis preferidas:  Tarta de yogur griego con  almíbar de cítricos.


Una  sencilla empanada de turrón de Jijona.


Y por último un flan de Ferrero Rocher.

Estas son unas sugerencias, pero en el índice dulce podéis encontrar muchas más.