martes, 16 de diciembre de 2014

Galletas Red Velvet




Unas galletas son siempre bien recibidas para una merienda o un café de sobremesa.  Y como ya nos toca ir adornando de Navidad, vamos a prepararlas para la ocasión bien navideñas, en rojo y craqueladas. Seguro que los niños no se pueden resistir al verlas, también podemos prepararlas con ellos, son muy sencillas de hacer y disfrutarán viendo como se van craquelando al hornearse.


Ingredientes:

- 380 gr. de harina (puede hacernos falta una poca más).
- 25gr. de cacao sin azúcar.
- 2 cucharaditas de café de levadura tipo royal.
- 1 cucharadita de café de bicarbonato.
- Una pizca de sal.
- 170 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
- 260 gr. de azúcar.
- 3 huevos.
- Una pizca de vainilla.
- Colorante rojo (yo he utilizado el de wilton en gel).
- 100 gr. de azúcar glas.


Instrucciones:

- En un bol mezclaremos: la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal. Lo tamizaremos y reservaremos.
- En otro bol batir la mantequilla y el azúcar ( yo lo hago con la amasadora con la pala K, también puede hacerse con la mariposa en la thermomix), hasta que sea una mezcla cremosa. Seguiremos con los huevos, uno a uno, hasta que no esté integrado uno no añadiremos el siguiente. Después pondremos la vainilla y el colorante ( dos cucharaditas), si vemos que el color queda suave añadiremos más colorante.
- Por último uniremos las dos mezclas: la de mantequilla y la de harina, hasta que sea una mezcla homogénea. Si vemos que ha quedado muy pegajosa la masa podemos añadir un poquito más de harina. Dejaremos reposar 1 hora en la nevera.
-  Coger un poco de masa con las manos y formar una bola, rebozarla en el azúcar glas y dejar sobre la placa de horno (previamente cubierta por papel de hornear), aplastaremos ligeramente la bolita con la palma de la mano y seguiremos haciendo bolitas.
- Hornear a 170º durante 15-20 minutos.


* El sabor del chocolate casi no se percibe, predomina el de la vainilla.
* Aguantan más de una semana en perfecto estado.
* Fuente : la Popotte de Manue.

martes, 9 de diciembre de 2014

Mouse de queso de cabra




Este mouse de queso de cabra es un entrante perfecto para cualquier comida especial de estas Navidades. Aunque predomina el sabor característico del queso de cabra, está suavizado por el yogur, su textura resulta esponjosa y muy agradable. La dificultad es mínima y los ingredientes sencillos. Os animo a que lo preparéis estas fiestas.


Ingredientes:

- 150 gr. de queso de cabra  (el de rulo).
- 3 yogures griegos (sin azúcar). Cada yogur tiene 125 ml.
- 100 ml. de nata.
- Un poco de pimienta blanca.
- Una cucharada de zumo de limón.
- 4 hojas de gelatina.


Instrucciones:

- En un bol con agua fría pondremos las hojas de gelatina para que se ablanden.
- Calentaremos la nata en un cazo. Antes de que comience a hervir apartaremos del fuego y añadiremos las hojas de gelatina bien escurridas, removeremos bien y reservaremos.
- Quitaremos la corteza al queso de cabra.
- Trituraremos con la batidora: el queso, los yogures, el zumo de limón y la pimienta. Reservar.
- Uniremos la mezcla de queso con la nata, podemos hacerlo con la batidora también.
-  Si vamos a utilizar un molde de silicona o de plástico podemos engrasarlo con aceite ligeramente. Si es de metal o cristal lo forraremos con papel film o de horno. Verter la crema de queso en el molde  y lo dejaremos reposar en la nevera para que cuaje bien ( 3 horas como mínimo).
- Desmoldaremos sobre el plato en el que vayamos a servirlo y lo adornaremos con frutos secos picados, frutas ácidas o lo que nos guste.


*Este tipo de preparaciones es mejor hacerlas de un día para otro.
* Se conserva muy bien 3-4 días en el frigorífico.
* Para acompañarlo lo mejor son unas rebanadas de pan que podemos tostar ligeramente en el horno.
* Si lo queréis sin gluten hay que asegurarse que todos los ingredientes lo son.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Arroz al horno con calabaza y bacalao



Otra receta de arroz al horno, en este caso es típico de la zona de Castellón. La combinación es curiosa, la calabaza dulzona contrasta con el bacalao salado y el arroz resulta sabroso. Es importante utilizar una cazuela de barro, siempre le va da a dar un sabor que en cualquier otra cazuela no tendrá. la cocción del arroz al horno es muy sencilla, el caldo va medido y solo hay que esperar a que evapore, después con unos minutos de reposo fuera del horno tendremos un arroz en su punto.


Ingredientes (para 4 personas):

- 250 gr. de calabaza.
- 150 gr. de bacalao salado.
- 400 gr. de arroz redondo o bomba.
- 125 ml. de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
- 1 cabeza de ajos.
- 550 ml. de caldo de pescado.
- Una cucharadita de pimentón de la vera ahumado.


Instrucciones:

- Desalar la noche de antes el bacalao.
- Cortar la calabaza en trozos no demasiado grandes.
- Precalentar el horno a 220º sin aire.
- Tener preparado el caldo de pescado bien caliente.
- En una sartén en la que habremos puesto parte del aceite, sofreiremos ligeramente la cabeza de ajos. Sacaremos y reservaremos.
- A continuación haremos la calabaza 3-4 minutos, reservar.
- Añadiremos el resto del aceite y cuando esté caliente le pondremos una cucharada de pimentón de la vera ahumado, con cuidado que no se nos queme, apartaremos del fuego y removeremos bien. Pondremos el arroz y lo mezclaremos bien para que se impregne del aceite.
- En el fondo de la cazuela verteremos el arroz y por encima iremos poniendo la calabaza y el bacalao desmigado, la cabeza de ajos la colocaremos en el centro.
- Por último añadiremos el caldo medido y bien caliente. Nivelaremos un poco los ingredientes, girando en vaivén la cazuela, con movimientos cortos.
- Hornearemos a 220º durante 20-25 minutos o hasta que veamos que el caldo se ha evaporado y se ha dorado ligeramente la superficie.


* No le he puesto sal, ya que el bacalao ya le aporta y el caldo de pescado también estaba ya salado. No obstante podemos probarlo y añadirle si hiciera falta.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Bizcocho de crema de castañas ( L'ardéchois)




Unos bizcochitos para la hora del café o también para el desayuno. Es tiempo de castañas, aunque está hecho con la crema que venden en conserva (buenísima para preparar cualquier postre), así que podemos hacerlo en cualquier época del año. L'ardéchois es típico de Ardèche en  Francia, una zona en la que las castañas son abundantes y de calidad.


Ingredientes para un cake mediano o 4 pequeños:

- 2 huevos.
- 100 gr. de harina.
- 80 gr. de azúcar.
- 100 gr. de mantequilla (podemos sustituirlo por 80 ml. de aceite).
- 200 gr. de crema de castañas.
- 2 cucharaditas de levadura tipo royal.
- 2 cucharadas soperas de ron.
- Una pizca de vainilla.


Instrucciones:

- En un bol batiremos, con ayuda de las varillas, los huevos con el azúcar, hasta que sea una mezcla blanquinosa y esponjosa.
- Después añadiremos el ron, la mantequilla derretida (sin que esté caliente) y la crema de castañas. Seguiremos batiendo un poco más.
- Tamizaremos la harina con la levadura y la agregaremos, junto con la vainilla a la mezcla de huevos. Uniremos todo bien con una espátula y verteremos sobre los moldes previamente engrasados.
- Espolvorearemos con un poco de azúcar por encima.
- Hornearemos a 175º durante 15-20 minutos.


* Al llevar la crema de castañas, aguanta perfectamente el paso de los días, no se endurece.
* No es un bizcocho que suba demasiado. Podemos hacerlo en cualquier molde tipo cake o en moldes de magdalenas.
* Fuente:  Ô Delices.
* El tazón es un regalo totalmente personalizado, me encanta. Está pintado a mano por e.estornell , podéis ver sus trabajos en su página de Facebook.