martes, 15 de marzo de 2016

Tartaleta de peras y roquefort



Esta tartaleta queda más que buena, ya la he preparado en varias ocasiones y no falla. La receta la saqué de un recortable de una revista francesa y era tipo empanada, la primera vez la hice así, pero en las siguientes ocasiones la he reconvertido en tartaleta para que resulte más ligera. La masa queda crujiente-crujiente, casi hojaldre y la mezcla de cebolla-queso-pera funciona muy bien. El queso podemos utilizar el que más nos guste, preferiblemente que sea sentido (un roquefort o azul, de cabra, etc).


Ingredientes:

Para la masa:
- 200 gr. de harina.
- 100 gr. de mantequilla fría.
- 90 ml. de leche.
- Una pizca de sal.

Para el relleno:
- 3 peras (he utilizado flor de invierno). Peladas, descorazonadas y cortadas por la mitad, en gajos.
- 100 gr. de queso roquefort ( u otro que nos guste).
- 30 gr. de pasas (maceradas en un poco de agua para que se hidraten y no se quemen).
- 2 cebollas.
- 3 cucharadas soperas de AOVE ( aceite de oliva virgen extra).
- Sal.


Instrucciones:

- Primero rehogaremos las cebollas. Peladas y cortadas finamente, las pondremos en una sartén con el AOVE y una pizca de sal, dejaremos a fuego suave, hasta que estén blanditas, pero sin que cojan color. Reservaremos.
- A continuación pondremos en un bol todos los ingredientes de la masa y los uniremos, sin amasarlo, justo hasta que se unifique todo. Si lo hacemos con un robot, en 5-6 segundos lo tendremos unido. En un molde de tartaleta (puede ser redondo o rectangular), colocaremos la masa, la aplanaremos con las manos, de manera que quede lo más uniforme posible, cubriendo toda la superficie y haciendo un pequeño borde.
- Repartiremos bien la cebolla por encima, también las pasas y el queso desmenuzado o a trocitos.
- Por último colocaremos las peras, en mitades y cortadas en gajos.
- Hornearemos a 175º durante 25-30 minutos, calor  en la parte de bajo, para evitar que se tueste demasiado por encima. Aunque si lo hace podemos taparla con un papel de plata.


* Podemos tomarla tibia o fría.
* Al día siguiente la masa continua crujiente.
* Ahora las peras están en temporada, pero si la hacemos en verano, podemos comprar un bote de peras en almíbar, yo lo he hecho alguna vez y queda igualmente bien.
* No es una quiche, por ello la masa no necesita ser horneada en blanco. El relleno, al no llevar líquidos, no la reblandece y queda bien crujiente.

11 comentarios:

Palmira http://comeconmigoelblogdepalmira.over-blog.es/ dijo...

Una tarta original y muy vistosa, ideal para una comida con amigos.
Besos,
Palmira

El Toque de Elena dijo...

Guau! Una tartaleta de lo más original y sobre todo sabrosa! Me encanta y en cuando se la enseñe a mi padre...ya ni te cuento. Me has dado una brillante idea para sorprenderle el sábado! Un besin y feliz semana

São Ribeiro dijo...

Além de linda deve ser muito saborosa, gostei muito
Boa semana

Las Recetas de Manans dijo...

Esta receta no me la pierdo.

Rocío Garcés Hernández dijo...

Que apetitosa y original, uhmmm me la anoto, un besote

Patricia -LasCosasdemiCocina- dijo...

Que maravillosa combinación! casi puedo saborearlo!

Lucía Sánchez dijo...

¡Qué cosa más rica!
Debería inventarse una app para darle un bocado a la pantalla y llevarse el sabor...
sandrasingluten.blogspot.com

Un Pedacito de Cielo dijo...

Que ricooo!! Por favor me la guardo! Un beso guapa!

May dijo...

Tiene una pinta estupenda¡¡
Este finde cae fijo...
Lo unico, podrias por favaor, indicarme la medida del molde que has usado?
Gracias

Clemenvilla dijo...

May: el molde que he utilizado es de 34 X 10 cm.

Un saludo

Las Chachas dijo...

Pero qué buena! y qué bonita queda, nos llevamos la receta.
Un beso!