lunes, 13 de junio de 2016

Cerezas al marrasquino (guindas)



Las cerezas están en su mejor momento, así que ahora podemos preparar estas conservas de cerezas al marrasquino para disfrutarlas en cualquier momento del año. Nos pueden servir para decorar un postre o también para tomarlas tal cual. Resultan deliciosas, el marrasquino es un licor de almendras y les transmite un sabor muy especial. 


Ingredientes  (para 4 botes de 400 ml.):

- 800 gr. de cerezas.
- 1 litro de agua.
- 400 gr. de azúcar.
- 250 ml. de licor de marrasquino (si no tenemos podemos sustituirlo por amaretto).
- Colorante alimentario rojo (yo he utilizado el de wilton 1/4 de cucharadita). Opcional.


Instrucciones:

- En primer lugar esterilizaremos los tarros en los que vamos a envasar las cerezas. Pondremos agua en un cazo y cuando hierva colocaremos los tarros y su tapa (podemos hacerlo de uno en uno), dejaremos unos minutos y sacaremos, dejándolos sobre un papel de cocina.
- En una cazuela pondremos el agua, el azúcar y el colorante , dejaremos que hierva durante 5 minutos (a fuego suave).
- A continuación pondremos las cerezas (previamente lavadas) una vez que comience el hervor las dejaremos tan solo un minuto. Las sacaremos del almíbar y las dispondremos en los tarros.
- Añadiremos el licor al almíbar y lo verteremos sobre las cerezas, de manera que estén todas cubiertas por el líquido. Cerraremos bien las tapas.
-   Llenaremos una olla con 4 dedos de agua y colocaremos los tarros. Para hacer el vacío los dejaremos con el agua hirviendo durante 20 minutos. También podemos hacerlo en la olla exprés, igualmente con 4 dedos de agua, cerraremos y una vez comience la válvula a girar lo dejaremos durante 8-10 minutos.
-  Para asegurarnos que hacen el vacío los colocaremos, aún calientes, boca para abajo y dejaremos que se enfríen. Entonces ya podemos guardarlos en nuestra despensa, en lugar oscuro.
- Una vez abierto el tarro deberemos conservarlo en el frigorífico.


- El colorante alimentario no es imprescindible, pero con él conseguimos que las cerezas mantengan un rojo más vivo, ya que al cocer pierden color.
- Podemos deshuesar las cerezas, con un aparato específico, pero a mi me gustan más cómo se conservan con el hueso.
- El almíbar de la conserva es muy rico y podemos utilizarlo para calar alguna tarta o bizcocho.