miércoles, 3 de febrero de 2016

Tarta de chocolate y nata para San Valentín (en microondas)




Ya tenemos encima San Valentín, siempre digo que no me gusta celebrarlo, pero al final caigo en la tentación y acabo rindiéndome a la fiebre de los corazones. Este año he preparado una tarta de chocolate y nata, una mezcla clásica. La base está hecha en el microondas y es una receta de las que vale la pena, después ya podemos rellenarla de lo que más nos guste: nata, crema, una buttercream ligera, etc.


Ingredientes:

Para la base:

      -         130 ml. de aceite (de girasol o de oliva suave).
-         250 ml. de agua.
-         2 huevos.
-         200 gr. de azúcar (si os gusta muy dulce 220 gr.).
-         200gr. de harina.
-         60 gr. de cacao puro en polvo.
-         2 cucharaditas de levadura.
-         ½ cucharadita de bicarbonato.
 
Para la cobertura:
 
- 500 ml. de nata para montar.
- 3 cucharadas soperas de azúcar glas.
- 1 cucharadita de café de estabilizante para nata (opcional).


Instrucciones:

      - Tamizaremos la harina junto con el cacao, la levadura y el bicarbonato. Reservaremos.
-  Batiremos los huevos y el azúcar (con las varillas), hasta que sea una mezcla cremosa. Después añadiremos el agua y el aceite y removeremos ligeramente. 
-   Uniremos la mezcla líquida (agua-aceite-huevos) con la mezcla de la harina. Nos tiene que quedar sin grumos.
-    En un molde de 20cm. de silicona o de cristal (que pueda ir al microondas), previamente engrasado, verteremos la mezcla.
-     Lo coceremos en el microondas  a 600 w de potencia durante 9 minutos, una vez termine y sin abrir la puerta lo dejaremos reposar 7 minutos.
-   Terminado el tiempo de reposo lo sacaremos  del microondas y dejaremos enfriar dentro del molde. Por el centro la veréis como poco hecha, pero no tiene que estar líquida.



Montaje de la tarta:

- Montar la nata con las varillas, cuando lleve unos segundos batiéndose añadiremos el azúcar glas y el estabilizante. (Con la nata siempre hay que tener cuidado porque si nos pasamos de batido se nos cortará y ya no tiene arreglo).
- Pondremos la nata en una manga pastelera. Yo he utilizado una boquilla redonda para el relleno y para la parte de encima una Saint Honoré. Pero podemos utilizar cualquier otra boquilla que nos guste.
- Una vez fría y reposada la tarta, la partiremos por la mitad (lo hago con ayuda de una lira y así queda igualada). Rellenaremos con la nata, colocaremos encima la otra parte del bizcocho y pasaremos a adornarla por encima.
- Para que nos quede un adorno tipo pétalos hay que empezar desde el centro, haciendo tiras cortas y de forma concéntrica hacia afuera. Así hasta que tengamos toda la superficie de la tarta cubierta.
- Podemos adornarla con una fruta roja o un bombón.



- He utilizado un molde de silicona en forma de corazón, pero también se puede hacer con un molde redondo de 20 cm., siempre que sea de un material que pueda ir al microondas.
- Si el molde de la base es de silicona, os aconsejo que lo pongáis sobre un plato, antes de verter la mezcla, así lo podremos llevar más fácilmente al microondas, ya que la silicona es muy blanda y se nos puede derramar el contenido.
Una vez transcurrido el tiempo de cocción y reposo, si vemos que en el centro la masa continúa muy líquida, lo pondremos otra vez en el microondas 1 minuto a 600 w y dejaremos reposar otro minuto. Aunque hay que tener cuidado y no cocer en exceso la masa.
- La base resulta muy esponjosa y chocolateada, si la queréis más densa podéis sustituir el aceite por mantequilla derretida 130 gr.