lunes, 18 de enero de 2016

Gougère (rosca de queso)




El Gougère es una especialidad de la baja Borgoña, en Francia. Suele hacerse con queso Gruyère, ya que allí se produce. Habitualmente se toma como un entremés caliente, aunque frío también está muy bueno.
Es una masa escaldada, choux, mezclada con el queso. Yo siempre lo he visto hacer allí en roscas grandes, aunque también se puede hacer en porciones individuales.


Ingredientes (para un molde de 26-28 cm.):

- 300 ml. de agua.
- 100 gr. de mantequilla.
- 200 gr. de harina.
- 5 huevos.
- Una pizca de sal y pimienta.
- 120 gr. de queso Gruyère, cortado en trocitos muy finos.


Instrucciones:

Tradicional:

- En un cazo pondremos a calentar el agua y la mantequilla. Cuando empiece a hervir apagaremos y verteremos la harina de golpe. Con una cuchara de madera removeremos bien (podemos hacerlo con la batidora eléctrica). Salpimentaremos.
- Una vez se separe la masa del cazo, añadiremos lo huevos, uno a uno. Seguiremos removiendo y hasta que no esté bien integrado uno no añadiremos el siguiente.
- Por último pondremos el queso, reservando un poco para espolvorearearlo por encima.
- En un molde de corona, bien engrasado, verteremos la masa. La alisaremos y colocaremos por encima el queso restante.
- Hornearemos a 200º durante 30 minutos.
- Se puede tomar frío o caliente.


Thermomix:

- Pondremos el agua y la mantequilla en el vaso y programaremos 2 minutos 100º vel. 2.
- Cuando veamos que alcanza los 100º verteremos la harina de golpe,  15 segundos velocidad 5.
- Esperaremos dos minutos, para que se enfríe un poco la masa y comenzaremos a añadir los huevos, de uno en uno. Vel 3, hasta que no esté integrado uno no añadiremos el siguiente. Salpimentaremos.
- Pondremos el queso y lo integraremos en la masa. Dejaremos un poco para espolvorearlo por encima.
- Engrasaremos un molde en forma de corona y colocaremos la masa , igualándola con la espátula. Repartiremos el queso restante y llevaremos al horno a 200º durante 30 minutos.
- Se puede tomar caliente o frío.



* Podemos acompañarla de una ensalada verde.
* Al día siguiente, la que ha sobrado, me gusta cortarla en rebanadas de 2 dedos y las tuesto en la tostadora-grill, quedan buenísimas, son como torrijas de queso. Hay que probarlo, si sois queseros...