miércoles, 16 de septiembre de 2015

Brazo de limón (SG)




Desde que probé el Brazo de Naranja Portugués me quedé pensando en cómo quedaría la versión limonera. He reducido las cantidades a la mitad para que el brazo saliera  más pequeño, aún así da para 6 raciones. De sabor rico, no sabría decir cuál me gusta más de los dos. Así que es una buena opción para hacerlo cuando no es época de naranjas. No tiene ninguna dificultad: llevarlo con cuidado al horno porque es una masa muy líquida y tener precaución en no quemarnos al desmoldarlo y enrollarlo recién sacado del horno.


Ingredientes (para 6 raciones):

- 4 huevos.
- 2 limones (la piel rallada y el zumo).
- 25 gr. de maizena.
- 150 gr. de azúcar blanco.
- 60 gr. de azúcar moreno.
- 40 gr. de mantequilla.


Instrucciones:

- Precalentar el horno a 200º.
- Rallar la piel de los limones y exprimir su zumo (80-100 ml.).
- Derretir la mantequilla en el microondas, 600 w durante 30 segundos. Reservar.
- En un bol batir los huevos con el azúcar con ayuda de las varillas eléctricas, con la thermomix: mariposa vel 3, durante 4 minutos.
- Añadiremos el zumo y la ralladura de limón, mezclaremos unos segundos. 
- A continuación pondremos la harina y seguiremos removiendo hasta que se integre bien.
- Por último la mantequilla derretida, uniendo bien la mezcla.
- Verteremos la mezcla sobre el papel que habremos colocado encima de una bandeja de hornear. Es una mezcla muy líquida, hay que ir con cuidado para que no se nos derrame al llevarla al horno.
- Hornear a 200º (sin aire), durante 20-25 minutos. Veremos que se dora ligeramente. También puede que se nos hinche, no pasa nada, una vez fuera vuelve a aplanarse.
- Extenderemos un papel de hornear sobre la encimera y lo espolvorearemos con el azúcar moreno.
- Cuando saquemos la masa del horno la volcaremos sobre el papel, de modo que la parte de arriba será la que estará sobre el azúcar. Enrollaremos con cuidado, formando el brazo, el papel nos tiene que quedar fuera. 
- Lo dejaremos envuelto con el papel y cuando se enfríe lo llevaremos a la nevera. Veremos que está muy blandito, pero no pasa nada, con el reposo cogerá más cuerpo.
- Cuando esté bien frío lo sacaremos de la nevera y si tenemos soplete podemos caramelizar el azúcar que lo recubre.


* Es mejor hacerlo de un día para otro, ya que tiene que reposar.
* El molde que he utilizado es de 40 x 30 cm. y mejor que tenga bordes altos para que no se nos caiga la masa al llevarla al horno.
* Sale un brazo mediano-pequeño, si queremos uno grande tendremos que doblar las cantidades y utilizar la placa de horno grande para hornearlo.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Biscuit glacé de higos (SG)




Otra receta con higos, la temporada es tan corta que hay que aprovecharla, eso sí vamos alternando receta-dulce receta-salada.
El biscuit glacé es como un helado cremoso, los ingredientes que suele llevar le aportan untuosidad y evitan que cristalice la mezcla, por lo que no hace falta mantecarlos. Se colocan en una terrina alargada o en moldes individuales redondos.  Normalmente llevan huevos con las claras a punto de nieve, pero como  no me gusta utilizarlos en crudo he prescindido de ellos.
Resulta un postre dulce, cremoso y con un sabor suave de higos.


Ingredientes (para 8 raciones):

- 500 gr. de higos frescos.
- 500 ml. de nata.
- 6 hojas de gelatina.
- 150 gr. de azúcar.
- 1 cucharada sopera de coñac o ron (opcional).
- 50 ml. de agua.


Instrucciones:

- Lavaremos los higos, apartaremos tres para el adorno y el resto los trituraremos. Reservaremos.
- Montaremos la nata con ayuda de las varillas eléctricas. Empezaremos a batir y cuando sea una crema ligera añadiremos la mitad del azúcar, seguiremos batiendo un poco más y ya pondremos el resto del azúcar. Continuaremos batiendo hasta tenerla montada, con cuidado que no se nos pase y se haga mantequilla.
- Pondremos a remojo las hojas de gelatina para que se ablanden, mientras calentaremos el agua con el coñac (si vamos a ponerlo).  Desharemos la gelatina en el agua caliente y lo uniremos al triturado de higos.
- Por último juntaremos la nata montada con la mezcla de higos. Primero añadiremos tres cucharadas de nata e iremos removiendo con movimientos envolventes, después pondremos un poco más de nata y seguiremos uniendo, así hasta terminar con la nata.
- Cortaremos los tres higos que hemos apartado por la mitad. En un molde tipo cake forrado con papel de horno o film (para facilitar después el desmoldado), colocaremos los higos partidos, de manera que la parte de la pulpa quede hacia abajo, en hilera, uno detrás de otro. Verteremos con cuidado la mezcla, alisaremos suavemente y llevaremos al congelador.



- He utilizado un molde tipo cake de 28 x 12 cm.
- Una vez en el congelador no es necesario removerlo, la nata le aporta grasa y evita que cristalice la mezcla.
- Para servirlo lo debemos sacar lo menos 1/2 hora antes del congelador, para que no esté totalmente congelado.
- La cantidad de azúcar dependerá un poco de lo dulces que sean los higos y de lo dulce que nos guste a nosotros, siempre podemos quitar o añadir cantidad, según veamos.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Tartaletas de higos y queso feta (saladas)




 Volvemos de las vacaciones y tenemos una higuera que da sus frutos a finales de agosto, siempre he oído llamarlos como higos de San Ramón que es el 31 de agosto. Son blancos , no muy grandes y por dentro tampoco suelen tener mucho color, pero están muy dulces. Con ellos podemos hacer tanto recetas dulces como saladas.
Estas tartaletas son rústicas, ligeramente saladas por la masa y el queso feta y con el contrapunto dulce del higo. Resultan ideales para un aperitivo o para una cena ligera junto con una ensalada verde.


Ingredientes (para 9 tartaletas):

- 3 higos.
- 100 gr. de queso feta.
- 125 gr. de harina.
- 50 gr. de mantequilla.
- 1 huevo.
- 1 cucharadita de café de levadura tipo royal.
- Una pizca de sal.



Instrucciones:

- En un bol mezclaremos la harina con la levadura y la sal, añadiremos la mantequilla y haremos como un arenado, por último pondremos el huevo ligeramente batido. Unificaremos la masa y no seguiremos amasando, haremos 8-9 bolitas del mismo tamaño.
- Si lo hacemos con amasadora o thermomix: pondremos la harina, la levadura, la sal y la mantequilla y amasaremos unos segundos. Después pondremos el huevo ligeramente batido y seguiremos amasando, lo justo hasta que se integre todo. Haremos 8-9 bolitas del mismo tamaño.
- En una placa de horno cubierta con papel de hornear colocaremos las bolitas, separadas entre si. Las aplanaremos con la palma de la mano, de manera que nos queden redondeadas y todas más o menos del mismo grosor (crecen un poquito).
- Repartiremos por encima el feta, desmigándolo y después una rodaja de higo. Con la palma de la mano aplanaremos un poco para que quede todo fijado a la masa.
- Llevaremos al horno, previamente calentado, a 175º durante 15-20 minutos, hasta que las veamos doradas.


- Se pueden tomar tibias o frías.
- Podemos cambiar el queso feta por un queso de cabra.
- Mejor consumirlas en el mismo día que las hacemos, están ricas al día siguiente, pero la fruta humedece la masa.