viernes, 26 de noviembre de 2010

Bizcocho de calabacín y chocolate



En este caso el color no engaña, el bizcocho es puro sabor a chocolate, lo del calabacín no se adivina por ningún lado, pero estar está y hace su papel: le da la humedad justa al bizcocho. La receta se la vi a mi amiga Yolanda que la recomendaba 100% y yo me fío totalmente de lo que ella me diga, os la recomiendo también: si hasta lleva verdura!!!!.



Ingredientes :

- 200 gr de harina.

- 150 gr de calabacín.

- 50 gr de cacao en polvo ( valor puro).

- 1 cucharadita de levadura tipo royal .

- 1 cucharadita de canela ( opcional).

- 80 gr de mantequilla a temperatura ambiente.

- 200 gr de azúcar.

- 1 cucharadita de esencia de vainilla.

-2 huevos.

- 1/2 vaso de leche.

- 60 gr de almendras picadas.

- 1 cucharadita de bicarbonato.

- 1 pizca de sal .

Instrucciones:

-Pelar y rallar el calabacín, si lo hacemos con thermomix poner el calabacín en dos otres trozos en el vaso y programar vel 4 , 6 segundos.

- Tamizar la harina con el cacao, la levadura, la canela, la sal y el bicarbonato.

- Batir el azúcar con la mantequilla ( si lo hacemos con las varillas las varillas mejor) hasta que sea como una crema, en thermomix poner la mariposa y programar 3 minutos vel 3 1/2. Añadir un huevo y seguir batiendo, después añadir el otro y por último la leche y la vainilla. ( si en algún momento parece que la mezcla está como cortada, no pasa nada).

- Unimos la mezcla líquida con la harina y por último con la almendra y el calabacín con la ayuda de una espátula, en thermomix 20 segundos vel 4.

- En un molde previamente engrasado vertemos la mezcla y horneamos a 175º durante 35-40 minutos. En la fussion-cook 36 minutos válvula abierta, función horno.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Tortas de aceite de "Las recetas de mamá".


Tengo un libro nuevo de cocina "Las recetas de mamá", es muy especial, no siempre se tiene la suerte de conocer al autor y así poder compartir comentarios e impresiones sobre las recetas. Ana es una cordobesa dulce y muy cariñosa, que consigue transmitir esa dulzura en sus recetas, quizás porque estaban en un principio dirigidas a su hijo, claro que la cosa se le ha ido de las manos y ahora estas recetas son seguidas por miles de personas, desde recetas del día a día a platos para ocasiones más especiales. Cuando vienen a casa amigos y familiares se lo enseño, orgullosa que está una de sus amistades y en cuanto lo ojean vienen las peticiones, una de las primeras cosas que me pidieron que hiciera fueron estas tortas de aceite, una receta muy sencilla y con un resultado buenísimo.

Ingredientes:

- 50ml. de aceite de oliva.

- La piel de 1/2 limón.

- 1 cucharada de anís en grano.

- 180gr. de harina.

- 10gr. de levadura de panadero.

- 80gr. de agua templada.

- 20gr. de anís.

- 1 cucharada de sésamo.

- 15gr. de azúcar.

- Una pizaca de sal.

- Azúcar para la cobertura.

Instrucciones:

- Calentamos el aceite con la cáscara del limón. Cuando comience a freír añadimos el anís y apartamos del fuego. Quitamos el limón y dejamos entibiar. Después agregamos el sésamo, el azúcar y la sal.

- Disolvemos la levadura con el agua templada y mezclamos con la harina. Añadimos el resto de ingredientes y amasamos suavemente hasta conseguir una masa homogénea y ligera.

- Dejamos reposar hasta que doble volumen.

- Precalentar el horno a 220º. Cogemos un pellizco de la masa, como una nuez y aplanamos bien con el rodillo, deben quedar muy finas, se pasan por azúcar y se hornean.
* Me salieron 16 tortas, no muy grandes.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Quiche de brócoli



El brócoli es uno de los alimentos llamados "super-foods" por sus numerosas cualidades, está lleno de antioxidantes y minerales, tiene pocas calorías y actualmente lo podemos encontrar durante todo el año en las fruterías. Su sabor es muy especial, difícil para algunos diría yo porque no a todo el mundo le gusta. Esta quiche lleva una base integral y con aceite de oliva, me gustan mucho cómo quedan este tipo de bases y es una opción más ligera que la masas quebradas tradicionales. La crema no lleva nata y podemos hacerla con ingredientes bajos en grasas, así que tenemos una quiche más bien light, pero intensa en sabor y que se conserva muy bien al día siguiente.


Ingredientes:

Para la masa:

- 150gr. de harina de espelta ( la podemos cambiar por harina integral o harina normal).

- 1 cucharada sopera de sésamo.

- 40gr. de copos de avena.

- 3 cucharadas soperas de AOVE ( aceite de oliva virgen extra).

- 10 cucharadas soperas de agua.

Para el relleno:

- Un brócoli de unos 400-500gr.

- 150gr. de queso fresco de cabra ( también puede ser queso de cabra normal).

- 2 huevos.

- 100gr. de queso tipo philadelphia ( puede ser light).

- 1 yogur ( puede ser desnatado).

- Sal, pimienta y nuez moscada.

- Opcional: unas avellanas o pistachos troceados.

Instrucciones:

Para la masa:

- Mezclar todos los ingredientes de la masa en un bol, no hay que amasar mucho, lo justo para que esté todo integrado. Si es necesario añadiremos un poco más de agua. si lo hacemos en thermomix, pondremos todos los ingredientes en el vaso y programamos 10 segundos vel 6, sacamos y formamos una bola. Reservar.

- Lavar y cortar el brócoli en ramilletes, colocar en un recipiente de pirex y meterlo en el microondas 8 minutos a 800w. Reservar.

- En un bol batir los huevos, con el yogur, el queso philadelfia, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Podemos hacerlo con la batidora o la thermomix.

- Estirar la masa en un molde de paredes bajas, cubrir con los ramilletes de brócoli y verter por encima la crema de huevos y queso. Por último colocar los medallones de queso de cabra por encima y espolvorear los trozos de avellana.

- Hornear a 175º calor bajo durante 25 minutos. ( mejor no poner calor por arriba si no queremos que el brócoli se queme por encima), con el calor bajo se queda dorado tal como se ve.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Pequeños desastres culinarios

Hoy no pongo receta, más que nada porque el bizcocho que estáis viendo no me quedó demasiado bueno. Así que os cuento un poco de todas esas recetas que por algún motivo nunca verán la luz. En la cocina 2 + 2 no son siempre 4 y muchas veces obtenemos pequeños desastres culinarios. Los que tenéis blog ya sabéis de lo que hablo, podría poner muchas más fotos de recetas que por lo que sea no me han gustado, no me han salido todo lo bien que esperaba o directamente han sido un desastre, pero hay que tomárselo con sentido del humor y si tenemos ganas volverlo a intentar y si no pasar a directamente a otra receta, que la lista es larguísima.
También podría hablar de cuando nos comprometemos a llevar algo a una reunión de amigos, está claro que tenemos que llevar algo sensacional dada nuestra "altura culinaria", así que para no arriesgar demasiado decidimos hacer algo que nos sale siempre bien y que les gusta a todos, delicados incluidos. Entonces es cuando sucede ese fenómeno paranormal que hace que precisamente ese día y no otro, se nos tueste demasiado por encima, no nos cuaje bien o que el desmoldado sea un desastre. Entonces es cuando pensamos: " a la próxima lo compro en la pastelería".


* Para los curiosos que hayan llegado hasta aquí, tengo que decir que el bizcocho era de polenta y manzana, la polenta no estaba molida totalmente y te encontrabas trocitos minúsculos de maíz que no resultaban muy agradables al paladar.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Mini cheese-cakes de salmón


En casa para navidades uno de los entrantes que no suele faltar es alguno que lleve salmón, les gusta a todos y eso ya es difícil, así que siempre cae algo que lo lleve. Este año, lo tengo decidido,haré estos cheese-cake de salmón, los sabores que lleva son clásicos : queso philadelfia, unos pistachos, el salmón y una base de las clásicas de galleta, pero salada.

Ingredientes para 8 mini-cakes:
Para la base:
- 60gr. de galletas saladas, tipo tuc.
- 50gr. de mantequilla.
Para el relleno:
- 1 huevo.
- 170gr. de queso tipo philadelphia.
- 10 pistachos, troceados gordos. También pueden ser nueces.
- 100gr. de salmón ahumado.
- Cebollino o eneldo.
- Sal y pimienta.
Instrucciones:
- Trituramos las galletas y las unimos con la mantequilla. En un molde para muffins vamos rellenando el fondo con esta base, apretando bien la masa. Reservamos.
- Cortamos el salmón en tiras de un dedo de ancho y todo lo que den de largo, para hacer después los rosetones, nos tienen que salir 8 tiras. Con lo que nos sobre lo picamos en trozos grandes para añadirlas a la mezcla del queso.
- Batimos en un bol el huevo y lo mezclamos con el queso, lo podemos hacer con la batidora, después ya sin la batidora agregamos el cebollino o el eneldo picado, una pizca de sal y pimienta, los pistachos y el salmón troceado, unimos bien. Vertemos sobre la base de galletas y llevamos al horno durante 15 minutos a 175º. Sacamos del horno y dejamos enfriar bien.
- Una vez fríos se desmoldan fácilmente sin romperse. Hacemos los rosetones de salmón enrollándolos sobre sí mismos y los colocamos encima de cada pastelito.
- Están más buenos fríos hay que dejarlos en la nevera hasta el momento de tomarlos. Aguantan bien de un día para otro, así que podemos hacerlos con antelación.

Fuente : Si j'y arrive, pourquai pas vous.